La mujer como dinamizadora de la economía
25 abril, 2020
Negocios locales: un efecto multiplicador.
15 julio, 2020

Economía Verde

Bajo el panorama actual hay una pregunta que se repite cada vez con mayor frecuencia a medida que las medidas de cuarentena se han extendido, una dicotomía que deja a los gobiernos y la opinión pública en general con dos opciones únicas y aparentemente opuestas: priorizar la salud y vida de las personas, o la recuperación de las economías para poder mantener los empleos.

El regreso de la ciudadanía a las calles, o nueva normalidad, que algunas ciudades ya transitan y para la que muchas otras se preparan, es considerada por muchos un craso error en la lucha contra la Covid-19, y una muestra mas de las enormes brechas sociales que aquejan a la mayoría de los pueblos, siendo que son las personas de mas bajos recursos quienes en su mayoría deberán salir a las calles para mantener el aparato productivo de los estados, exponiéndose al riesgo de contagio.

¿Es acaso cierto que no existen alternativas con un enfoque integral?

No es la primera vez que gobiernos y otros intereses económicos, soportados por la teoría económica neoliberal, han planteado dilemas similares. A lo largo del siglo veinte, mientras movimientos políticos y sociales reclamaban mejores condiciones para la clase trabajadora, se argumentaba que los gastos adicionales que representan dichos cambios afectarían la rentabilidad de los negocios, resultando en la desaparición de muchas industrias. De igual forma, en los últimos años, cuando las consecuencias del cambio climático se han hecho ineludibles, y la irrefutable evidencia científica señala que una transformación profunda en nuestros métodos de producción y hábitos de consumo es imperativa para mitigar los efectos del calentamiento global, éstos mismos actores plantean de nuevo la encrucijada: se deberá escoger entre la continuidad de las industrias y los empleos que generan, y el cuidado del medio ambiente.

El término economía verde apareció por primera vez en 1989, como parte del título de un reporte que un grupo de economistas ambientales presentaron al gobierno de Reino Unido, buscando unificar una definición del término “Desarrollo Sostenible”, y sus implicaciones.

Es una economía que se considera un componente mas dentro del ecosistema, y debe estar alineada con los demás componentes: bienestar social y cuidado del medio ambiente

En 2011 un reporte de la UNEP (United Nations Environment Program), define a la Economía Verde como “la resultante del mejoramiento del bienestar humano y equidad social, mientras se reduce significativamente el riesgo ambiental y las falencias ecológicas”, en otras palabras, es una economía que se considera un componente más dentro del ecosistema, y debe estar alineada con los demás componentes: bienestar social y cuidado del medio ambiente.

Es importante resaltar que el concepto de Economía Verde no tiene relación alguna con el partido verde, existente como partido político en muchos países. Además, no se limita a una serie de políticas de estado, se manifiesta en todos los niveles de la economía, incluyendo la economía de los hogares o individual, cuando se tienen en cuenta sus lineamientos en los hábitos de consumo.

Es este el primer paso hacia un futuro mas inclusivo y de bienestar para todas las especies.

En zorra entendemos que una transición rápida hacia una Economía Verde es un paso fundamental para la solución de las grandes crisis sociales y ambientales de la actualidad, y asegurar el porvenir de los pueblos, por eso, nuestras marcas se adhieren a nuestras políticas de trabajo digno para las personas, no afectación significativa del medio ambiente, y no uso de materiales de origen animal. Es este el primer paso hacia un futuro más inclusivo y de bienestar para todas las especies.

Fuentes:
UN environment program
Green economy coalition

Abrir chat